Google encripta sus búsquedas por defecto en la Web

Google encriptará sus búsquedas por defecto 1

En las sociedades atravesadas por la vigilancia, la primera palabra clave es espionaje y la segunda, privacidad. Sin ir más lejos, el mes pasado se publicó la noticia de que, por sus webcams, fueron espiados 8 millones de usuarios de Yahoo! De acuerdo con los documentos que aportó Edward Snowden, pudo saberse que el Centro de Comunicación Británico (GCHQ), con la ayuda de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos, captó y archivó una multiplicidad de imágenes privadas. Esta revelación fue una alerta más para las empresas de Internet.

En el caso de China, la censura es frecuente allí desde hace bastante tiempo. Google, en su momento, fue cuestionado éticamente por ceder ante las presiones de aquel Gobierno. Pero ahora parece que se abre un nuevo capítulo desde que Eric Schmidt, el Presidente ejecutivo de la empresa, comentó: “Podemos acabar con la censura del gobierno en una década”. Se refería a la posibilidad de extender la encriptación de las búsquedas en la Web. Acaso se tarde menos de lo previsto. Porque el cifrado ya se está implementando por defecto en ese país y en todas partes del mundo. ¿Cuáles fueron las motivaciones para esa decisión?

“Las revelaciones de este verano pasado subrayaron nuestra necesidad de fortalecer nuestras redes. Entre las muchas mejoras que hemos hecho en los últimos meses es encriptar Google Search por defecto en todo el mundo”, explicó la portavoz Niki Christoff en un comunicado, enviado por correo electrónico a The Washinton Post. Hay intenciones de preservar a las personas de los controles invasivos que los Estados puedan hacer sobre ellas en Internet. De hecho, Google ya había comenzado a ofrecerles a ciertos usuarios esa opción de búsqueda cifrada en 2010. También, en 2012, protegió automáticamente a varios estadounidenses.

Los otros que se sumaron a esa tendencia fueron Microsoft y Yahoo! Sin embargo, para otras personas este tema también provoca otros interrogantes relacionados con la privacidad. Por ejemplo, el seguimiento que Google mismo hace de los usuarios que recurren a este servicio: registro de las visitas a páginas, consultas de búsqueda, correos electrónicos, etc. De todos modos, quizás este aspecto es más discutible. Porque en este último caso hay un pacto, un consentimiento, una advertencia. Si no aceptas, vas a Duck Duck Go. Y si quieres pensar más sobre el tema, te recomendamos Criptopunks, de Julian Assange.

Compartir en Google Plus

Acerca de Juan Villegas

*Nací en este mundo y el final ya se sabe. Mientras tanto, aprovecho la vida. Hace unos años, completé mis estudios en Comunicación Social. Además, me interesa la música, la literatura y el cine. Escribo ahí donde encuentro espacio. Publico textos en blogs desde 2007. Tuve acceso a Internet en 1998 con Dial-up y desde entonces las cosas siguen cambiando.
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios