Dos buscadores alternativos para explorar la Web

Dos buscadores alternativos para explorar la Web 1

Google y Yahoo! son los viejos conocidos. El primero revolucionó el modo de procesar, ordenar y exponer los resultados de una búsqueda. El segundo genera simpatías para quienes lo conocieron desde un principio: cuando la Web no era lo que es ahora. Probablemente, tienes a uno de esos dos como motor de búsqueda predeterminado en la página de inicio de tu navegador. Ellos son la puerta de entrada para dar con los contenidos que ofrece la red. O mejor: son como las cabinas de referencia para los turistas recién llegados que buscan tal o cual cosa en una gran ciudad. Después de pasar por ahí, transitas, recorres, observas, hasta que, con suerte, llegas a donde querías y encuentras lo que fuiste a buscar.

En Internet, el resultado de búsqueda también es una selección. Cada vez que tecleas, mandas información que es registrada en otra parte. Google suele acercarte el material que más coincide con tus preferencias. Para eso, analiza los movimientos que has trazado dentro de la red. En otras palabras, te ofrece resultados concordantes con tu perfil. Esta es una característica del Paradigma 3.0, del que hablaremos en otra oportunidad. Lo concreto es que la rutina da lugar a la costumbre. Digamos, por ejemplo, que siempre entras a tu casa por la puerta. Bien: vas a lo seguro. Pero qué tal si un día pruebas de entrar por la ventana o de ingresar a tu patio por arriba del tapial. Eliges un acceso alternativo. Entonces, cambias un comportamiento. Ya no eres tan previsible.

¿En qué se relaciona lo escrito más arriba con el tema en cuestión? Es que algo parecido ocurre con los buscadores. La costumbre nos lleva a recorrer los mismos caminos y dejamos de lado otras opciones. Si te fijas bien, verás que varían las formas en que los distintos sitios suelen dar los resultados. Haz la prueba. Además, a veces, una búsqueda por una misma vía no alcanza. Te convendría, entonces, recurrir a otras ayudas. Ahí están disponibles Bing Beta y Duck Duck Go. En el caso de Duck… la búsqueda se descentraliza bastante. Otra ventaja es que el sitio te permite conservar el anonimato: no te rastrea. Si te importa ese detalle, estarás tranquilo al respecto. Cuando lees los resultados, varios son en inglés. Trata usar palabras en español cuando teclees.

La otra opción es el sitio Bing Beta, de Microsoft. En este caso, verás que los resultados de las imágenes son diferentes. Al igual que los clásicos mencionados, aquí puedes ajustar las búsquedas filtrándolas por “idioma” o por “región”. Si sabes varias lenguas, el panorama de posibilidades se abre considerablemente en la Web. En cambio, si sueles conocer el mundo a través de un solo idioma, te conviene recurrir a estrategias para navegar. De manera que una de esas tácticas es buscar lo mismo con otras herramientas, es decir, con otras guías, con otros mapas, con otras referencias. Así que puedes considerar esta maniobra como un “Plan B” para cuando hayas agotado los caminos tradicionales. Sólo te queda practicar.

Compartir en Google Plus

Acerca de Juan Villegas

*Nací en este mundo y el final ya se sabe. Mientras tanto, aprovecho la vida. Hace unos años, completé mis estudios en Comunicación Social. Además, me interesa la música, la literatura y el cine. Escribo ahí donde encuentro espacio. Publico textos en blogs desde 2007. Tuve acceso a Internet en 1998 con Dial-up y desde entonces las cosas siguen cambiando.
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios