Antes publicidad en los carteles, ahora más bien en un clic

Antes publicidad en los carteles, ahora más bien en un clic 1


Añadimos a una disciplina tradicional el concepto de online y ya la hemos cambiado de status por completo. Seguimos haciendo fotos a los carteles de la calle para informarnos de lo que hay a nuestro alrededor, sin embargo a la vez compramos por Internet lo que en los banners se nos muestra. Tan cerca y tan lejos, o ya todo lo lejos tan cerca en unos clics.

Inundaron primero las calles y al no haber más que blanco y negro a veces por la noche ni se lograba llegar a distinguir que lo que se nos quería vender era el último vinilo del vecino cantautor de nuestra casa del pueblo. Después, con la invención de los colores llegó una nueva época que hizo mella, tanto, que marcó la gran revolución y sentó las bases para otros muchos tipos de publicidad, sin dejar de afianzar el papel del cartel, como la forma aún más usada para comercializar o dar difusión a todo tipo de productos.

El radio de alcance del cartel era tal vez nuestro barrio, una pequeña ciudad, e incluso podía llegar a expandirse este mensaje a toda una región. Ahora, contamos con carteles en blanco y negro, de colores, y los tildamos de publicidad vintage, ya que lo que realmente se lleva es la publicidad en la red, y los banners o la llamada publicidad display es su versión 2.0.

Un poco de historia para ubicarnos

Nadie podría llegar a augurar lo que Internet acabaría siendo años después, cuando justamente en la década de los 90 esta red de redes, no era más que considerada como una herramienta para el intercambio de correos electrónicos y de información digital. Por aquellos años era impensable llegar a conclusiones como el potencial que tendría para revolucionar nuestra vida. Dos décadas después no queda ámbito que Internet no haya puesto patas arriba.

Si tenemos que retroceder en el tiempo y centrarnos en una de las piezas fundamentales que hicieron avanzar a la industria de la publicidad y del marketing, debemos mencionar al lanzamiento del primer Macintosh con HyperCard en 1987.  ¿Por qué fue tan importante para la publicidad este ordenador? Con Apple empezaron a surgir las primeras herramientas de autoedición y multimedia, y por lo tanto, poco a poco este nicho se fue convirtiendo en una nueva forma de trabajar y de dar trabajo. Al principio este tipo de publicidad en la red no era más que imitaciones creativas de las piezas publicitarias que ya contenía la prensa escrita. Así, el banner, una forma de publicidad online que consiste en incluir una pieza publicitaria dentro de un sitio web, se convirtió en el rey de la fiesta y pasó a ocupar muchas páginas webs sobre todo de periódicos online.

La publicidad online en expansión

Poco después de la puesta en marcha de los banners, la tecnología siguió su curso de desarrollo y aparecieron los adservers, fruto de la necesidad de gestionar campañas publicitarias on-line de manera rápida y sencilla. Estos gestores posibilitaron y siguen haciendo posible la creación de banners multimedia e interactivos que de algún modo resultan más intrusivos y molestos para los internautas. Hablamos de las ventanas emergentes que aparecen en las páginas que consultamos en la red y reciben el nombre de pop-ups o pop-under. Unas veces son molestas, otras dan con aquello que realmente nos puede interesar.

Pero si queremos seguir en nuestro repaso por la publicidad en Internet tenemos que esperar al salto gigante que se produjo en el año 2003, con la aparición de google y con él su sistema de anuncios, Adwords. Este sistema desarrollado por el buscador por excelencia, se asemeja más a los anuncios de texto de la prensa escrita que a los carteles o los llamados banners.

Aquí nos queda la siguiente pregunta ¿Estamos de algún modo creando una auténtica nueva realidad virtual tomando como materia prima todo lo ya creado de antemano en el mundo físico? Las analogías entre lo que se ha hecho en publicidad y lo que se hace en su vertiente online parecen darnos la razón en esto. Sin embargo, no llevamos aún el tiempo necesario como para poder establecer conjeturas deterministas sino para seguir creando en ambos mundos. La mayor riqueza de la que gozamos es que contamos con el cartel en blanco y negro, aunque también en color, junto con el banner interactivo en la red de redes, entre otras formas de publicidad online.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios