Aprende a monitorizar el ancho de banda de tu red sin problemas

Las mejores soluciones para garantizar un control total de las conexiones en una red.

No importa que sea en una empresa o el ámbito doméstico, la monitorización de las redes es algo primordial. A través de este procedimiento, es posible extraer datos sobre webs visitadas, ficheros movilizados e incluso detalles sobre qué equipos se conectan y en qué tramos horarios.

Con las conexiones a internet, además, tener en cuenta este factor se ha vuelto mucho más importante. A nivel empresarial, es vital realizar un buen monitoreo del ancho de banda para evitar posibles y futuras incidencias, y para ello hay que tener nociones básicas y, sobre todo, un buen software que ayude a realizar todo el procedimiento.

En este sentido, encontramos que hay soluciones de carácter profesional como la de SolarWinds, que ofrece una herramienta perfecta para la monitorización, el análisis y la recogida de datos para elaborar informes. Pero además de eso, es importante conocer que el epicentro de toda la actividad en redes es el switch, el dispositivo al que todos los equipos se conectan.

Por lo tanto, una buena forma de realizar el monitoreo es, precisamente, accediendo a este aparato y controlándolo. A través de él, podemos hacer una gestión del ancho de banda, ver qué conexiones se hacen y controlar aquellas no deseadas para evitar un volumen excesivo de tráfico que pueda provocar cierta saturación. Por lo general, además, se emplea el protocolo SNMP a la hora de recoger toda la información que se necesita.

En el caso de querer realizar la monitorización en una red doméstica, alejándonos ya del exigente y complicado entorno profesional, podemos ver que la solución es algo bastante más sencilla, aunque no deja de ser importante. En este caso, tan solo hay que introducir comandos en cualquiera de los ordenadores conectados.

El comando clave en esta situación es “netstat”, tal y como su nombre indica, es el que se utiliza para comprobar el estado de la red y detectar cualquier anomalía en caso de haberla. Para utilizarlo, desde Windows, hay que abrir una consola de comandos a través del símbolo de sistema y, dentro de este, tan solo escribir “netstat -e”. Al hacer esto, aparecerán unas estadísticas sencillas con las que ver todos los datos tanto enviados como recibidos en el equipo.

Se trata de una solución individual que requeriría de la introducción del comando en todo ordenador conectado a la misma red, pero es una bastante efectiva para el ámbito doméstico. Si se busca algo mucho más avanzado, entonces hay que adentrarse en el terreno del software especializado y, por supuesto, pagado. Las mejores herramientas para este tipo de tareas no son gratuitas, ya que suelen usarse sobre todo en el sector profesional y laboral.

Si buscas un control total de las conexiones de red en tu negocio, no pases por alto esto que te hemos explicado. Te ahorrarás muchos quebraderos de cabeza.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios