¡Empieza tu página por el principio! ¿Sabes qué es el hosting?

A la hora  de crear una página web, es necesario contar con un hosting para la misma. Un término que aún no suena muy familiar a oídos de muchas personas, que se pueden sentir un tanto desconcertadas ante la idea de pagar dinero por algo que ni siquiera saben bien qué es.

No obstante, se trata de un concepto más sencillo de lo que a simple vista podría parecer. Por suerte, además, en España existe un mercado de hosting muy evolucionado, con una amplia variedad de posibilidades entre las cuales elegir, y a precio más que asequible. El panorama es muy distinto al que había hace tan solo algunos años.

¿En qué consiste el hosting o alojamiento web?

Un hosting o alojamiento web es un servicio en el que un proveedor ofrece la posibilidad de alquilar un servidor conectado a Internet, y en el que se puede alojar toda clase de ficheros para acceder a los mismos de forma online.

Se trata de algo parecido a copiar los ficheros en una carpeta local del ordenador, pero con la diferencia de que aquí la carpeta se encuentra en el servidor del proveedor. Por lo tanto, su contenido es visible en Internet, siempre que esto se permita.

Lo más usual a la hora de utilizar el hosting es crear un sitio web (esto es simplemente un conjunto de ficheros en formato HTML), pero también se puede usar tan solo para permitir la descarga de cualquier otra cosa (por ejemplo, documentos PDF o ficheros MP3 de audio).

¿Qué servicios debe incluir el hosting?

Es fundamental que, aparte de los servicios básicos de alojamiento de fichero, el hosting incluya otros servicios de mucho valor añadido. Entre ellos, cabe destacar los siguientes: un servidor de correo electrónico que dé la posibilidad de tener cuentas de correo electrónico con el propio nombre de dominio; alojamiento de aplicaciones web pasadas en PHP y bases de datos para crear webs generalistas, tiendas onilne, etc.; acceso vía FTP para el almacenamiento y descarga de ficheros; y crear discos virtuales o lo que es lo mismo, crear almacenamiento en la nube con el propio servicio de hosting, al que se accede como si se tuviera en el ordenador.

El dominio puede ser parte o no del servicio de hosting web

A la hora de contratar el dominio para el servidor de hosting, existen dos opciones. Una de ellas es contratarlo como parte del paquete de hosting, lo que presenta la ventaja de la simplicidad, ya que todo se encuentra en el mismo sitio. La otra es contratarlo con otro proveedor diferente, normalmente proveedores especializados en dominio. Esta última opción tiene la ventaja de que puede resultar un tanto más económica, y además suele ofrecer algunas posibilidades más, e interfaces de usuario más fáciles de utilizar.

Si se tiene el dominio y el hosting en distingos proveedores, a través de una configuración relativamente fácil, el dominio se apunta desde el proveedor de dominios al servidor de hosting. Es decir, se configura para que use los servidores DNS del hosting.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios