En España el Internet de las cosas ya se estudia en la escuela

El internet de las cosas hace referencia a la interconexión mediante Internet de los objetos que empleamos en el día a día. La digitalización de la sociedad es la consecuencia final de este fenómeno, cuyo avance es imparable para hacernos la vida más fácil y más conectada. En España, el auge del Internet de las cosas ha llevado a crear una escuela con sede en Madrid dedicada a su enseñanza.

Un cepillo de dientes que, al detectar una caries, contacta directamente con el dentista para pedir una cita, un frigorífico que nos avisa de los alimentos caducados, unas zapatillas que registran la actividad realizada en la nube y ofrecen estadísticas acumuladas de la velocidad y distancia recorridas a la semana o mes… son algunos ejemplos del internet de las cosas, un concepto que nació como ciencia ficción y que ya es una realidad en nuestros días.

El internet de las cosas surgió de la mente de un ingeniero del Instituto de Tecnología de Massachusetts, Kevin Ashton, en 1999. Su objetivo final es la digitalización del mundo físico para mejorar nuestra calidad de vida y proporcionarnos una información mucho más completa e inteligente de nuestro entorno.

Las aplicaciones de la red iot pueden ser infinitas, y sólo estamos empezando a rascar en su superficie. Gracias al internet de las cosas, los objetos se conectan entre sí mediante Internet y ofrecen datos en tiempo real.

No únicamente tiene que ver con electrodomésticos y tecnología, un simple botón que al pulsarlo nos proporcione lo que queramos en ese momento y nos lo traigan a casa sin la necesidad de tener que ir a comprarlo al súper.

Bien es cierto que esto ya se está comenzando a implantar y que hay algunos hogares que ya disponen de esta alta tecnología pero es aún inaccesible para muchas personas debido a su elevado coste, un coste que a medida que vaya pasando el tiempo como ha ocurrido con absolutamente toda la tecnología irá disminuyendo.

Hay algún que otro obstáculo para la implantación del internet de las cosas, los direccionamientos a una red principal. Una vez que este obstáculo se haya sobrepasado será prácticamente necesaria la implantación de este tipo de tecnología en los hogares, en las ciudades, en los medios de transporte y en absolutamente todo objeto, no solamente para hacernos la vida un poco más fácil sino porque será necesario para todo.

Esto es lo que ha ido sucediendo con la tecnología, al principio solo para algunos, con la compra masiva abaratamiento de costes y progresivamente a quedar fuera de la sociedad si no disponemos de estos determinados dispositivos.

El internet de las cosas en España

En España, los expertos calculan que la inversión en el internet de las cosas llegará a casi 23.000 millones de euros en 2020. En el año pasado, dicha inversión superó los 13.500 millones de euros.

Los principales puntos a favor que están propiciando una inversión cada vez mayor de las empresas españolas  en el internet de las cosas son la automatización de procesos, la reducción en costes operacionales y la mejora de la experiencia del cliente.

En lo que respecta a los principales obstáculos para su expansión, los costes iniciales y las dudas sobre su seguridad constituyen las principales barreras.

Sin embargo, se trata de un ascenso imparable y prueba de ello es que acaba de abrir en nuestro país la primera escuela dedicada a enseñar el internet de las cosas. Se trata de una escuela con sede en Madrid formada por profesionales líderes especializados en el internet de las cosas. La escuela contará con los últimos avances tecnológicos a disposición de su alumnado.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios