Internet y los idiomas, una barrera cada vez más débil

Numerosas herramientas pueblan la red para acabar con los problemas que suponen los diferentes idiomas.

En una era en que las fronteras han dejado de ser algo de peso en el entorno digital, cada vez es más común toparse con contenidos preparados en un idioma diferente al nuestro. La búsqueda de información, la sed de conocimiento o, incluso, la necesidad de familiarizarse con una interfaz de usuario en una lengua diferente a la que tratamos habitualmente supone una barrera que muchos han tenido que aprender a franquear para poder moverse por la red con total soltura.

Actualmente, el flujo de información es incesante y nuestras posibilidades para tomar un poco de este casi infinitas. El problema es que, sin tener unas nociones mínimas de un idioma como el inglés, prácticamente el dominante en todo el ámbito digital, es muy difícil poder aprovechar todo lo que las tres uves dobles esconden para los usuarios que se adentran en ellas.

Así, la figura de los traductores aparece como algo que reclama, y con razón, muchísima atención. Profesionales que destinan su labor a romper esas barreras idiomáticas ofreciendo un servicio que traslada al idioma nativo de cada uno cualquier contenido elaborado en otro diferente. Evidentemente, nuestros conocimientos sobre el inglés son mucho mayores a día de hoy que en la sociedad de hace dos décadas. Nuestro continuo contacto con esta lengua y su “invasión” en el ámbito tecnológico han hecho que el público cada vez asuma más términos de forma casi accidental. Sin embargo, el papel que ejercen estos expertos sigue siendo algo con mucho peso.

Por otra parte, además de estos servicios profesionales, en la propia red están apareciendo soluciones mucho más asequibles y rápidas, aunque puede que no tan efectivas. Cada vez hay más traductores gratuitos online que se encargan de hacer una traducción rápida de cualquier texto, sea el idioma que sea, al lenguaje que le pidamos. Si seguimos con nuestro ejemplo, son el compañero ideal para esas expresiones inglesas que no entendemos; aunque, repetimos, a veces el resultado no sea tan bueno como cabría desear.

Hay muchas soluciones para el problema de los idiomas en internet. Vamos a hablar de ellas, de las más eficaces a las menos, de las que adaptan cualquier texto a las que sirven para dudas puntuales. Porque, si algo ha demostrado la red de redes es que puede arrojar solución a casi cualquier inconveniente, incluso cuando se trata de uno que aparece en ella misma.

Traductores Gratuitos Online

Google Translate

Ciertamente, es imposible entrar en este apartado sin hablar de la solución que ofrece el gran gigante de la tecnología. Google Translate es el traductor más empleado por los cibernautas. Aunque su efectividad trasladando textos del inglés al castellano no es la mejor, sí que garantiza algo bastante fiable, incluso cuando la fuente está en japonés, ruso o cualquier idioma más complejo.

Por supuesto, si tienes grandes nociones de inglés y te topas con un texto en otra lengua más complicada, aprovecha para trasladarla al inglés. Este traductor funciona realmente bien adaptando cualquier texto a ese idioma.

DeepL

Otra alternativa bastante frecuente en la red, pero que no alcanza el nivel de Google. DeepL también permite hacer traducciones de cualquier idioma a cualquier idioma para que cualquier persona pueda aprovechar sus bondades. El único inconveniente que posee es que no funciona con tanta precisión en el inglés, algo que sí hace el de Google; por lo que no puede colocarse a su nivel, aunque sí bastante cerca.

Diccionarios Gratis Online

Si tienes bastantes nociones de una lengua y lo único que necesitas es aclarar detalles concretos o expresiones, entonces lo que necesitas no es un traductor en internet, sino un diccionario online. ¿Los mejores?, los que tenéis a continuación.

WordReference

Este es el diccionario por excelencia de la red. El más completo, elaborado y cargado de resultados que puedes encontrar ante esas pequeñas dudas que no te dejan terminar de entender un texto. Contiene phrasal verbs e incluso foros donde los usuarios preguntan por esas expresiones tan complicadas para que, nativos en el idioma, puedan echar un cable y terminar de aclararlo todo. Aunque, claro está, el idioma predominante es el inglés.

Linguee

Si el anterior era ideal para buscar palabras concretas, este es el mejor compañero cuando se trata de una frase hecha, un refrán o cualquier tipo de expresión más elaborada. Linguee se basa en traducciones ya realizadas para ilustrar con ejemplos los posibles significados de algo. De nuevo, su lengua prioritaria es el inglés; pero desde luego los resultados que ofrecen lo postulan como un grandísimo aliado a la hora de traducir cualquier texto en el idioma de Shakespeare.

Todas estas opciones son herramientas tremendamente útiles para navegar por problemas por las páginas web que puedas encontrarte. Teniendo a tu lado sitios web tan útiles como estos, no vas a tener miedo a la hora de enfrentarte a un gran texto en una lengua que desconoces.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios