¿Sabes que es una cadena de bloques? ¡Aquí te lo explicamos!


Como la mayoría de la tecnología del mundo, las criptomonedas como el Bitcoin aún dependen de algún tipo de base de datos que sea capaz de rastrear grandes volúmenes de transacciones y mantenerlas seguras. La solución utilizada por muchas de las criptomonedas más fuertes del mundo es la cadena de bloques.

Implementada originalmente en 2009, la tecnología consiste en especies de bloques  que contienen lotes de transacciones con una marca de tiempo. Cada bloque está vinculado al anterior a través de la criptografía, formando así una cadena.

A medida que el mundo se ha interconectado más y ha manejado mayor información, las criptomonedas se han vuelto una propuesta más atractiva para mercados emergentes que podrían no tener una estructura bancaria tradicional. Muchos de los países en vías de desarrollo han implementado su moneda nacional basada en cadenas de bloques. Esta tecnología también es usada por una gran cantidad de proyectos caritativos para ayudar a personas que no poseen cuentas bancarias.

La cadena de bloques también brinda la posibilidad de crear un sistema de intercambio a prueba de fraudes. Esto, por lo tanto, le da un gran potencial más allá del mundo digital, lo cual atrae el interés no solo de instituciones financieras tradicionales, sino también en áreas tan diversas como la manufactura, la producción de alimentos y más.

A continuación, gracias a una colaboración que hemos realizado con nuestros amigos de 2×3, te traemos esta guía para que entiendas cómo funciona el sistema de cadenas de bloques y decidas sumarte a él de una vez por todas.

¡¿Cómo funciona una cadena de bloques?¡

Un sistema de cadena de bloques consta de dos tipos de registros: transacciones y bloques. Las transacciones son las acciones simples que tienen lugar en un período de tiempo, las cuales se almacenan en bloques.

Lo que hace único al sistema de cadena de bloques es que cada bloque contiene la función hash criptográfica del anterior, lo cual forma una cadena. Lo que hace la función hash criptográfica es tomar los datos del bloque anterior y transformarlos en una cadena compacta. Dado que estas cadenas son imposibles de predecir, cualquier manipulación en ella se detecta fácilmente.

El uso de este método se traduce en que los bloques no necesitan números seriales, ya que la función hash permite identificarlos como únicos, a la vez que permiten verificar su integridad. Cada bloque confirma la validez del anterior, hasta llegar al llamado “bloque génesis” al comienzo de la cadena.

Sin embargo, la unión de los bloques no es lo único que mantiene la seguridad en la cadena, ya que esta también se encuentra descentralizada, en el sentido de que cada ordenador que tenga el software instalado tiene una copia de la cadena de bloques que se mantiene en constante actualización con los nuevos bloques. Debido a que no existe un servidor central albergando las transacciones, y a que cada bloque debe cumplir los requerimientos de la cadena, nadie puede sobreescribir transacciones previas.

A las transacciones pueden añadirse requerimientos adicionales que sirvan para definir qué hace válida una entrada. En Bitcoins, por ejemplo, una transacción válida tiene que tener una firma digital, tiene que registrar una o más salidas de transacciones previas y la suma de las transacciones de salida no puede superar la suma del ingreso.

¿Cuáles son las cadenas de bloques más grandes?

Las cadenas de bloques han aumentado su popularidad de forma exponencial en los últimos años y han ganando adeptos en los sectores tecnológico y financiero.

Además de Bitcoin, que sigue manteniéndose como la red más conocida y utilizada, hay otra gran cantidad de cadenas de bloques que han surgido en tiempos recientes. Entre estas se incluye R3, la cual puede ser usada por grandes instituciones financieras, y que en mayo de 2017 recaudó fondos por $107 millones de empresas como Intel, HSBC y Bank of America.

Otra plataforma importante es Hyperledger, un recurso de colaboración entre industrias creado por la Fundación Linux con la intención de popularizar los registros contables basados en cadenas de bloques.

Las llamadas “Big Four” también han afirmado estar probando las cadenas de bloques, aunque hasta ahora sólo EY lo ha hecho público, creando una cartera digital disponible para sus empleados suizos.

IBM anunció en Marzo de 2017 que desarrollaría su propia cadena de bloques basada en Hyperledger, lo que permitiría a sus clientes crear sus propias redes de cadenas de bloques.

Asimismo, a principios de este año, la bolsa de Londres reveló que están listos para empezar a usar cadenas de bloques para promover la transparencia de la información.

¿Qué tan seguras son las cadenas de bloques?

Debido a su avanzado sistema de protección criptográfica, las cadenas de bloques ofrecen, en teoría, un sistema más seguro que la banca tradicional.

El hecho de que la tecnología funcione de manera descentralizada y no pueda ser alterada o editada la hace ideal para las transacciones financieras y el almacenamiento de información importante.

Las cadenas de bloques también se benefician de su capacidad de preservar la privacidad del usuario, sin embargo, esto se han convertido en un medio de pago común entre criminales cibernéticos, ya que la red Bitcoin no solicita que reveles tu identidad para hacer o recibir pagos.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios