Ventajas de los minicréditos al instante sin papeleos


Si en alguna ocasión has necesitado dinero, es probable que te hayas topado con los créditos instantáneos. Son un servicio interesante para afrontar urgencias, que ofrece principalmente una gran flexibilidad y velocidad de servicio. Aquí tienes las principales ventajas de los minicréditos al instante sin papeleos:

1.      No hay necesidad de pedir todo el dinero

Estos créditos tienen una flexibilidad total, así que solo tienes que pedir la cantidad que realmente necesita. Normalmente permiten cantidades bastantes pequeñas, en general de entre 50 y 300 €. Para muchas familias, gastarse 300 o 400 € de una sola vez es un esfuerzo demasiado grande, pero con los minicréditos, pueden solicitar una cantidad que suponga más o menos la mitad del precio de compra, y pagar ahora una mitad y la otra el mes que viene cuando se cumpla el plazo del préstamo.

2.      No hay preguntas indiscretas

Estos minicréditos entran dentro de la categoría de financiación de consumo, lo que quiere decir que no te van a pedir que justifiques si lo vas a invertir en una obra para mejorar tu casa, en una matrícula para estudiar o en un viaje a donde  ti te apetezca. La libertad es total.

3.      No hay comisiones ocultas

Las comisiones que te cobran son exactamente las que aparecen en sus simuladores. Solo en caso de que no cumplas las condiciones, por ejemplo, no pagando el préstamo al final del plazo, se daría la situación en que te cobrasen unas comisiones extra. En todo caso, estas comisiones vienen especificadas en el contrato, así que no dejes de leerlo antes de dar tu consentimiento.

4.      No hay papeleo

Para poder ser instantáneos han reducido el papeleo a la mínima expresión. En la práctica, esto significa que lo único que tendrás que presentar es una copia de tu DNI, que podrás enviar a través de internet con una simple fotografía.

5.      No te inscriben en CIRBE

CIRBE es el registro del banco de España y en él solo aparecen las deudas a partir de 6000 euros, así que no es el caso de los minicréditos,  ya que no suelen superar los 300 o 500. No se debe confundir CIRBE con ASNEF. En el primero, se inscribe al deudor cuando contrae la deuda y sirve para que las entidades financieras sepan las deudas vivas que tiene una persona, mientras que en el segundo se le inscribe cuando no paga una cuota vencida y sirve para identificar a los morosos. Si no se paga un minicrédito al instante, la entidad sí que inscribirá en ASNEF al deudor.

6.      Se puede estar en ASNEF

Si se tienen ingresos regulares, estar registrado en ASNEF no tiene por qué ser una razón para que denieguen tu solicitud. Por lo general, aceptan a personas con ingresos regulares y cuya deuda en ASNEF no sea muy alta, siempre y cuando el estudio financiero estime que no hay un alto riesgo de impago.

7.      No necesitas garantía de ningún tipo

Al ser cantidades pequeñas, los prestamistas no solicitan ningún tipo de garantía. Esto no quiere decir que no vayan a estudiar tu solvencia. Si creen que no vas a poder pagar, denegarán tu solicitud, pero lo cierto es que aceptan una alta proporción de ellas.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios