WhatsApp: el motivo de la última caída

WhatsApp incluiría llamadas de voz 1

“Nadie te conoce cuando estás arruinado”, predica el blues de Jimmy Cox. La fidelidad es difícil de sostener hasta las últimas consecuencias. Cuando ya no eres lo que eras, pocos son los que siguen a tu lado. Digamos que, en la vida pública, mantener cerca a grandes cantidades personas lleva tiempo. En cambio, el abandono es cuestión de segundos. El éxito atrapa, seduce, acapara seguidores. Mientras das lo que otros quieren, todo anda bien. Tienen lo que piden. Por eso te reconocen: el beneficio es mutuo. Pero cuando aparecen los problemas, comienza el éxodo.

Esa clase de abandono lo experimentó WhatsApp el 22 de febrero de este año. Ese día la famosa aplicación estuvo inactiva por la caída de su servicio. “Fue el apagón más grande y más largo que tuvimos en estos años, afectó a todos nuestros usuarios”, explicó Jan Koum en un reciente mail enviado a The Verge. Aquel sábado el error fue general. O mejor dicho: fue global, porque el servicio no funcionó en ningún país. El inconveniente duró 3 horas y afectó a las 450 millones de personas que usan la aplicación a diario. ¿Cuáles fueron los motivos de la caída?

El medio estadounidense escribe que Koum dio pocos detalles. Aclaró que el fallo surgió por un enrutador de red defectuoso. Eso causó una reacción en cadena de errores que dañaron los servidores de WhatsApp. Justo allí donde se gestionan los datos que comparten personas de todas partes del mundo, a través de la plataforma de mensajería móvil. De esta manera, se descartó que los servidores de la empresa se hayan saturado por la incorporación masiva de usuarios luego de la adquisición por parte de Facebook. Tampoco fue por el cambio de infraestructura.

Koum afirmó que se tomarán nuevas medidas con los servidores de la empresa para protegerlos de fallos similares y para “asegurarse de que esto no pase otra vez”. No es para menos. Luego de la caída, las personas, en un rápido movimiento migratorio, optaron por los competidores Line y Telegram. El primero sumó 2 millones de registros. El segundo sí colapsó por la cantidad de usuarios que recibió de golpe: empezó a registrar 100 ingresos por segundo. No cualquiera está preparado para la fama repentina. Cosas que pasan.

Compartir en Google Plus

Acerca de Juan Villegas

*Nací en este mundo y el final ya se sabe. Mientras tanto, aprovecho la vida. Hace unos años, completé mis estudios en Comunicación Social. Además, me interesa la música, la literatura y el cine. Escribo ahí donde encuentro espacio. Publico textos en blogs desde 2007. Tuve acceso a Internet en 1998 con Dial-up y desde entonces las cosas siguen cambiando.
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios