Las cosas más molestas que tus amigos de Facebook pueden hacer (1° Parte)

Como suele ocurrir con cualquier programa que deja de ser una novedad apenas sale al mercado, para convertirse en un sitio de consulta y actividad permanente para los usuarios registrados, la red social Facebook cuenta también con toda una serie de elementos que son considerados molestos, y que se encargan de interrumpir, obstaculizar o, en definitiva, demorar la experiencia de las personas con la aplicación. Estos elementos negativos, muchas veces son generados desde el propio sistema, ya sea desde el punto de vista publicitario como tantas otras cuestiones que se presentan de manera unilateral y arbitraria y generan el descontento de los usuarios que desean desarrollar las tareas que desean dentro del sistema.

Asimismo, existen otra larga lista de cuestiones que resultan molestos pero que no son provocadas ya por el administrador, sino que más bien corresponden a la actividad de los amigos que la persona en cuestión posea dentro de Facebook. En este sentido, la libertad de utilización que el programa brinda permite que cada usuario lo use a su gusto y placer, aun cuando esto represente una molestia para los demás integrantes de la comunidad. A continuación, te presentamos la primera parte de una lista de cosas realizadas por los usuarios que, de acuerdo a los informes derivados de los reclamos de los propios clientes, son mencionadas como las más molestas en la experiencia Facebook.

1-      Padres babosos: A todas las personas les resulta agradable la foto de un bebe, aunque las descripciones de todos los actos de su vida (incluyendo los más escatológicos y desagradables), no son de tanto agrado para el resto de los usuarios. Los padres que habitualmente llenan la página de inicio con posteos permanentes sobre el quehacer de sus hijos generan mucha molestia a sus amigos y contactos, aunque estos prefieran no decirlo por cortesía.

2-      Marketing permanente: La enorme mayoría de los millones de usuarios de Facebook son personas mayores que, como tales, cuentan con un empleo o están buscando actualmente alguno. Por ello, se pide encarecidamente a las personas que deseen vender algo, que creen una página especialmente diseñada para ello, y no que colapsen el sistema con avisos que al resto de las personas no interesa.

3-      Vaguebooking: Se entiende a esta acción como una actualización de estado que intencionalmente solicita la respuesta de un amigo ofreciendo ayuda o algo de atención. Para quienes necesiten hablar con uno de sus pares, por favor, ¡háganlo por el servicio de mensajería y de manera directa!

4-      Solicitud de registro: Muchas veces nos interesa una noticia que un amigo ha publicado pero al entrar al enlace nos encontramos con una andanada de solicitudes de registro que, obviamente, no tenemos la más mínima intención de completar. Quienes hayan caído en la trampa, no trasladen su desgracia al resto de sus contactos.

5-      Usuarios vanidosos: Evidentemente los programas de fotografía y edición de imagen han generado todo un espectro de usuarios a los que les gusta tomarse fotos en posiciones y acciones de todo tipo. Ahora bien, teniendo en cuenta que el perfil de Facebook es público, no vendría nada mal un poco de control y vergüenza a la hora de postear alguna imagen propia.

6-      Letras de canciones completas: Es entendible que a una persona en Facebook  le agrade lo suficientemente un tema como para reproducirlo miles de veces y hasta compartir su video con los contactos y amigos. Sin embargo, inundar la página de inicio con la copia de la letra completa de tal o cual acción ya deja de ser una actitud tan amistosa, para convertirse en algo molesto y tedioso.

7-      Discursos Políticos: Como red social, Facebook no apunta solamente al ocio, a la diversión o al entretenimiento, sino que permite opinar y compartir acerca de todos los ámbitos de la vida cotidiana de sus usuarios. De todas maneras, está lejos de ser un lugar de propaganda política donde los candidatos y gobernantes suben sus largos discursos y propuestas a un  montón de personas que no tienen el más mínimo interés en conocerlas.

8-      La sincronización con Twitter: Con la herramienta de sincronización entre ambas aplicaciones, los mensajes que escribes en Facebook pueden publicarse en la red social del pajarito y viceversa de manera automática. Lamentablemente, el servicio para mencionar contactos que comienza con el @ no se coordina, con lo cual se ven en ambos lados molestos mensajes con @ desubicados que no remiten a nada ni a nadie.

9-      Mensajes en tercera persona: Por alguna extraña razón, las personas que comparten estados en su cuenta de Facebook tienen la tendencia a escribir sobre si mismos en la tercera persona de singular. ¿qué sentido tiene esta acción? Para algo existe el “yo” y todos sus derivados, así que desde este espacio recomendamos escribir correctamente para evitar el descontento de sus amigos.

Compartir en Google Plus

Acerca de Luciano Villarroel

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios