Tiempo de análisis: Facebook y la necesidad de innovar para seguir en competencia

Allá por el año 2011, cuando Facebook exploró su estallido masivo a lo largo y a lo ancho del mundo, los registros de adición de usuarios y seguidores llego a ser de 55 millones de nuevos registros por cada período mensual. Este número ha logrado mantenerse en escalas aproximadas hasta el día de hoy, cuestión que, sin embargo, habla de un cierto estancamiento y hasta de saturación por parte de las personas para con la red social. Hoy en día, Facebook es la aplicación líder a nivel mundial en cuanto usuarios pertenecientes, con más de 1,11 billones de personas, aunque los especialistas señalan que la relación ya no es la misma que la de hace tiempo atrás.

Este fenómeno, creciente y cada vez más marcado, encuentra la explicación no solo en la competencia que ha encontrado en otros sistemas o plataformas, sino también en la especialización que estos han tenido a la hora de ser desarrollados. Pasando en limpio, Facebook ha intentado desde un principio abarcar todos los aspectos y necesidades del usuario al mismo tiempo. Otros formatos, por su parte, se han decidido por abarcar solo una rama y profundizarse en ella, generando productos con más opciones y hasta de mejor calidad, que se han ganado la adhesión de muchos usuarios incluso del propio Facebook.

Mientras la red social creada por Zuckerberg intenta al mismo tiempo ser un lugar de noticias, un sector donde comunicarse con mensajería instantánea, un servicio para compartir fotos y hasta una página donde encontrar trabajo, otras empresas se han abocado a cada uno de estos aspectos en particular, sacándole protagonismo y generando el alejamiento y el desinterés de muchos usuarios. Hoy en día, quien busca noticias prefiere Twitter, por el simple hecho de ser una plataforma más espontánea y sencilla, con un alto poder de alcance a nivel mundial.

Similares situaciones ocurren con LinkedIn, adonde la gente recurre para conocer las noticias de la industria, para buscar un empleo y trabajar en red; Path, servicio para compartir fotos de alta calidad y comunicarse con una comunidad más íntima;  Instagram, ahora adquirido por Facebook, para compartir fotos con los filtros arty; Snapchat, para compartir sus fotos y videos durante cortos períodos de tiempo e incluso WhatsApp, que como servicio de mensajería muy popular, es un duro competidor para Facebook. Los reportes indican que el crecimiento de todas estas firmas es intenso y sostenido en cuanto a cantidad de usuarios y también en cuanto a réditos económicos, lo cual confirma la tendencia planteada en el inicio.

¿Cómo continúa la lucha?

Frente a este panorama, no son pocos los entendidos en la materia que sostienen que el máximo desafío que afronta por el momento la gente que trabaja en Facebook es la de encontrar nuevas maneras de atraer y mantener entretenidos a sus usuarios mientras que los nuevos competidores siguen apareciendo. En el último tiempo, y como ejemplo de esto, Facebook lanzó Messenger, una aplicación de mensajería similar a WhatsApp, para tratar de captar parte de este mercado, pero que ha tenido menos éxito del esperado.  WhatsApp Messenger, que cuesta 99 centavos de dólar, se encuentra actualmente en 11 de los 15 Top 10 de las listas de aplicaciones de medios sociales en la tienda iTunes, mientras que Facebook Messenger, que es gratuito, sólo en seis de los 10 primeros.

Facebook Home es quizás la incursión más agresiva del último tiempo en la mensajería, sumando para los teléfonos Android la opción del Chat Heads, una característica que permite a los usuarios chatear y mandar mensajes con texto sin salir de otras aplicaciones. Pero incluso esta alternativa no ha sido bien recibida, ya que más de la mitad de los usuarios que la han descargado le dio uno de cinco estrellas en la tienda Play Google. La realidad con todo esto deja en claro que si bien Facebook tiene un largo camino por recorrer antes de siquiera imaginar su desaparición (más allá de todo sigue creciendo y en el último trimestre ha superado las expectativas de los analistas), sus desarrolladores se ven en la obligación de encontrar y generar alternativas innovadoras, que le permitan plantar una batalla de igual a igual con la competencia de las nuevas empresas que han surgido para disputarle el liderazgo y la atención del público en línea.

Compartir en Google Plus

Acerca de Luciano Villarroel

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios