Por qué elegir Linux en tu portátil es la mejor elección

Ya lleva mucho entre nosotros, pero todavía cuesta dar el paso. Tan solo hay que tener claros unos simples principios.

A estas alturas ya todos conocemos ampliamente a Linux, y como poco a poco ha ido adentrándose en nuestras vidas gracias al despliegue de Android y a muchos dispositivos que rondan la casa, como los centros multimedia.

Quitando el caso de los smarphones, donde tenemos a Linux como kernel del sistema operativo Android, en ordenadores y portátiles la situación es algo diferente.

Siendo así las cosas, aunque nos hayan demostrado que el sistema funciona perfectamente y muchos tenemos en mente cambiar algún día, o por lo menos darle una oportunidad, suele costar mucho trabajo dar un paso adelante.

Los motivos suelen ser dispares. Por citar algunos, los más frecuentes son:

  • Problemas en la compatibilidad con aplicaciones de uso diario: Generalmente el principal problema ha sido el paquete de ofimática por excelencia, Microsoft Office, cuando no existían alternativas. Pero hoy es raro encontrar el que ya no ha sustituido definitivamente este servicio por la propuesta de Google Docs (por lo menos en entornos no corporativos). De hecho Microsoft ya cuenta desde hace tiempo con Office 365, la edición de Office basada en la Cloud.
  • Los Videojuegos: Este es el único escenario, en el que existe un problema en casos muy concretos: Juegos que todavía no se lanzaron para Linux. Aunque desde que Steam lanzó su plataforma para el sistema operativo, la mayoría de los juegos tienen una versión para Linux a día de hoy. Pero esto todavía puede ser un punto a tener en cuenta. Si no eres de jugar en ordenador, el paso a Linux lo tienes más fácil.
  • El Soporte de Hardware. Finalmente hay un tema que mucha gente teme incluso por encima de lo relativo a las aplicaciones: Que no haya un buen soporte al equipo informático que estamos comprando.

¿Cómo elegir un buen portátil que funcione a la perfección con Linux?

Aunque sí es cierto que hoy en día, los desarrolladores del Kernel de Linux han hecho un excepcional trabajo para dar compatibilidad al 99% de los componentes del mercado, es verdad que a veces no funcionan todos como deberían. Es por ello que es necesario seguir unas recomendaciones básicas a la hora de elegir un portátil para que este vaya a pleno rendimiento.

Hay que tener en cuenta que comprar un portátil no es lo mismo que montar un PC por piezas por un motivo evidente: El sistema ya trae una configuración predefinida y tenemos que ajustarnos a ella, con muy pocas opciones de modificación futuras.

Es por ello, que simplemente lanzarnos a un portátil que nos gusta por prestaciones y que luego algo tan simple, como que la cámara web no funcione porque el “driver” infiere muchos problemas en Linux, nos hará irrevocablemente acabar en Windows por una frustración absurda.

Siendo realistas, la mayoría de los componentes funcionan, pero para evitar el disgusto puntual, es mejor tener presente una serie de consejos antes de dar el paso innecesariamente.

Para saber qué portátil encaja a la perfección con este sistema operativo, sería recomendable tener en cuenta esta serie de opciones que se nos presentan en el mercado:

Hardware certificado para la versión Ubuntu Desktop

A estas alturas está claro que Ubuntu es la referencia número uno en lo que se refiere a Linux. Y es por ello, que una de las mejores ideas a la hora de tomar la decisión, es consultar la Lista de “Ubuntu Desktop Certified Hardware”.

En ella podremos encontrar todos los dispositivos (tanto ordenadores de sobremesa como portátiles) que ya han sido probados con funcionamiento 100% satisfactorio en las diferentes versiones de Ubuntu (14.04/16.04),

Marcas populares

Existen marcas como Dell que tienen muy buena relación con Linux y suelen indicar el nivel de compatibilidad que sus componentes tienen en su página web.

Además, todas aquellas marcas que hayan montado un Chromebook (el portátil específico que usa una versión de Linux adaptada por Google), podrían ser una señal positiva de su facilidad en la integración de este sistema operativo.

Portátiles con Linux preinstalado

Es destacable observar que existen portátiles con Linux preinstalado y evidentemente probado para que su funcionamiento sea excelente.

De hecho existen ensambladores de portátiles específicos que nos aportarán ese extra de confianza a la hora de elegir un modelo totalmente hecho a medida para este sistema operativo. Por destacar algunos podríamos citar:

  • Slimbook: Su especialidad está en los ultrabooks. Considerando que Linux de por sí, suele ser un sistema operativo que no consume una gran cantidad de recursos, poder disfrutar de un portátil de reducidas dimensiones a la máxima potencia es algo prohibitivo para otros sistemas operativos menos optimizados.
  • VANT: Esta empresa simplemente se dedica a probar y ensamblar combinaciones perfectas de GNU/Linux para obtener el máximo resultado. Los portátiles que os ofrece son portátiles a medida diseñados por ellos y que nos garantizarán una máxima confiabilidad en este aspecto.
  • System76: Cuando la calidad no está reñida con el diseño, encontramos a empresas que aún están comprometidas en ofrecer portátiles para todos los públicos, incluso aquellos que prefieren la estética al rendimiento, aún disfrutando del potencial de GNU/Linux en su interior.

Un Contexto más Favorable

Como ves, la situación ha cambiado mucho a la que teníamos hace unos años. El auge del Cloud Computing y de las múltiples aplicaciones que se ofrecen como Software as a Service, hace que cada vez dependamos de una plataforma concreta (ahí están Google Docs, Office 365, etc.).

En este punto habría que matizar, obviamente, que pueden haber aún determinados entornos o aplicaciones que dificulten o limiten esta transición. Pero para una gran parte de los usuarios, la situación es mucho más favorable que años atrás.

Por otra parte, si ya eres todo un entusiasta de Linux, pero has tenido que lidiar con los típicos problemas relativos a la compatibilidad con el hardware, teniendo en cuenta estas consideraciones antes de elegir tu próximo portátil, seguro que te ahorrarás muchos dolores de cabeza.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios