Consejos para ahorrar al viajar en tu auto

Consejos para ahorrar al viajar en tu auto 1


A la hora de emprender un viaje, ya sea en la ruta o bien en el día a día, el gasto en combustible puede ser un dolor de cabeza.

Un dato que puede resultar interesante es el que nos da el sitio Todoautos dedicado a la compra y venta de autos en Perú. El 83% de los autos usados que se venden en dicho país son nafteros, recordemos que estos tipos de vehículos suelen consumir mucho más combustible y son más caros de mantener.

Para ahorrar, se puede seguir una serie de consejos que ayudarán a reducir la demanda de combustible, y así llegar a destino habiendo realizado el menor desembolso de dinero posible.

Cómo hacer más eficiente el consumo de combustibles

Chequear el estado general del auto

Revisar el vehículo periódicamente, ya que podemos detectar algún elemento deteriorado que esté haciendo aumentar el consumo.

La presión de los neumáticos por debajo de lo normal o tener una batería gastada, provocan un mayor gasto.

A su vez, se deben cambiar cuando corresponda el aceite, las bujías y los filtros. Incluso, el uso de un aceite incorrecto puede derivar en una demanda mayor de combustible.

En cuanto mejor estado esté el coche, menos será forzado el motor y, por lo tanto, menor será el consumo.

Planificar el camino a tomar

Conocer de antemano el camino a tomar ayuda a evitar congestionamientos, los cuales provocan un aumento de demanda de combustible directamente proporcional a la duración del atasco.

Mantener una velocidad constante

Las marchas cortas, aceleraciones o frenadas bruscas generan gastos extra de combustible.

Debemos procurar circular a una velocidad uniforme, sin aceleraciones y deceleraciones bruscas, que nos obliguen a ir en marchas más cortas o a revolucionar más el coche.

Evitar peso innecesario

El peso total del coche también incide en el consumo de combustible. Cuanto mayor sea, mayor será la energía necesaria para que el auto se pueda poner en movimiento.

Un motor frío gasta más

El motor está en su punto máximo de frío cuando recién se enciende el auto, momento durante el cual hay que evitar movimientos de aceleración o de frenado bruscos.

Utilizar marchas largas

Se recomienda realizar cambios de marcha rápidos para que el vehículo no pierda mucha velocidad en el proceso. Al acelerar, se debe procurar cambiar a la marcha más larga lo antes posible.

Reducir la velocidad de manera gradual

Levantar el pie del acelerador y dejar que la velocidad se reduzca gradualmente contribuye a reducir el gasto.

Racionalizar el aire acondicionado

Si la marcha es en un entorno urbano, conviene bajar las ventanillas. En caso de rutas o autopistas, es preferible cerrarlas, y recurrir al aire si hace mucho calor.

Subir las ventanillas

Tener las ventanillas abiertas aumenta la resistencia del vehículo a causa del aire entrante, aumentando con ello el consumo, ya que le cuesta más trabajo al auto avanzar.

No dejar el motor prendido innecesariamente

Es más económico apagar el motor y volver a encenderlo cuando sea necesario, aunque se trate de una parada breve o se detenga el vehículo momentáneamente.

En qué momento cargar

También es importante procurar cargar nafta muy temprano en la mañana, ya que el frío de esa hora evitará que se evapore. Por lo que con la misma cantidad de dinero, se podrá cargar un poco más de lo que cargaríamos al calor del medio día.

Justificar el uso del auto

En trayectos muy cortos el consumo se dispara. En estos casos es recomendable utilizar el transporte público.

La clave

Como se vio, pequeños cambios como evitar movimientos bruscos al acelerar o al frenar, permiten lograr grandes ahorros.

La conducción eficiente admite ahorrar un porcentaje considerable de combustible, lo que se vuelve clave a la hora de tomar el volante.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios