Los peores trabajos si no existiera la tecnología

La tecnología nos mejora la vida, pero sobre todo nos facilita las cosas a la hora de trabajar. ¿Te imaginas una oficina sin ordenadores, sin internet y sin teléfonos? Si nos remontamos unas décadas atrás podemos ver lo complicado que podía ser desempeñar algunos empleos por la falta de desarrollo de la tecnología.

1.     Periodista

Hace años las agencias de noticias eran esenciales para que los periodistas se hicieran eco de los últimos acontecimientos de manera relativamente rápida y veraz. Además, los reporteros salían a la calle, hacían multitud de llamadas para recopilar información y poder contrastarla, mucho antes de poder publicarla.

Y no solo eso, las fotos tenían que revelarlas y el equipamiento que tenían era sumamente pesado y tecnológicamente poco avanzado para ir de un lado a otro y realizar conexiones en directo.

Con la aparición de internet, el correo electrónico, las cámaras digitales y el teléfono móvil todo mejoró e hizo que el trabajo no fuera tedioso. Hoy no es extraño que las webs de los periódicos se actualicen al minuto y no haya que esperar al día siguiente para ver lo que pasa en el mundo, algo que era casi utopía hace no muchos años.

Los peores trabajos si no existiera la tecnología 1

Fuente: https://www.flickr.com/photos/httpoldmaisonblogspotcom/909333940

2.     Investigador privado

¿Te imaginas un detective sin un equipo para registrar audio, sin una cámara de fotos o sin un sistema de video-vigilancia? Hace unos años su trabajo podía ser una tarea ardua y las hazañas de James Bond eran imposibles, pero hoy en día casi todo el mundo puede hacer sus pinitos como “paparazzi” o investigador. Son muchas las herramientas que hay en la red o las tecnologías punta creadas que facilitan su labor: prismáticos de visión nocturna, cámaras ocultas, micrófonos, amplificaciones de audio, programas que recuperan SMS borrados y un largo etc. para conseguir todo tipo de averiguaciones.

3.     Arquitecto

Escuadras, cartabones, reglas… En las películas estamos cansados de ver al prototipo de arquitecto en su mesa de dibujo, con sus materiales y sus proyectos hechos a mano alzada. Pero esto ya es cosa del pasado. Hoy, con ayuda de la tecnología, los expertos se apoyan en programas de dibujo a ordenador para llevar a cabo la mayoría de maquetas y planos. Sin ellos el ritmo de trabajo y la cantidad de encargos que llevan a cabo se verían afectados. Los medidores láser de distancias también le ayudan a calcular de manera rápida y precisa las distancias para poder hacer bocetos y proyectos.

4.     Trabajador en una casa de cambio de divisas

Ocho horas al día contando dinero de manera manual… para volverse loco. Así sería el trabajo de los empleados de una casa de cambios o de un cajero en un banco de no ser por las máquinas contadoras de billetes y monedas. Una labor que se ha convertido en sencilla y con poco riesgo de equivocación gracias a la tecnología.

Los peores trabajos si no existiera la tecnología 1

Foto: Máquina contadora de dinero

5.     Diseñador gráfico

Hace unos 50 años los encargos publicitarios impresos podían hacerse eternos. Una vez que el cliente daba las indicaciones de lo que necesitaba y las medidas exactas del anuncio, el diseñador se ponía manos a la obra para hacer bocetos con diferentes tipografías, tamaños de letra e imágenes de manera muy artesanal.

Los textos se hacían con Letraset, una plancha en la que se encontraban un gran número de letras y signos de puntuación de una fuente determinada. Colocada sobre el papel, se raspaba  una por una las letras para que quedaran fijadas hasta formar una palabra. A veces si el diseñador no era cuidadoso, podían fijarse la mitad de las letras, teniendo que volver a empezar de cero el proceso.

Los peores trabajos si no existiera la tecnología 2Los peores trabajos si no existiera la tecnología 3

Foto: Letraset

Si a la foto se le quería cambiar el fondo, se usaban unas máscaras con acetatos rojos que había que recortar ad hoc.

Los peores trabajos si no existiera la tecnología 4

Foto: Máscara con acetatos rojos

Un trabajo pesado que podía ser tirado de un plumazo si al cliente no le convencía. Pero no solo eso, de camino a la imprenta, más de un diseñador gráfico se ha llevado un susto porque el transportista ha tenido un percance con el paquete o porque no se ha entregado en buen estado y vuelta a empezar. Menos mal que hoy existen ya programas como Photoshop, InDesign o Illustrator y el mail que agilizan y ayudan a mejorar el trabajo diario de diseñadores y fotógrafos y su comunicación con la imprenta.

El mundo de la tecnología ha revolucionado nuestras vidas: el ámbito de la salud, la comunicación, la investigación, la medicina y un largo etc. se han visto beneficiados de los últimos avances. ¿Qué nos queda todavía por ver?

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios