“Camino”, el navegador para Mac, no volverá a recibir actualizaciones

Para todos aquellos usuarios que jamás han tenido la posibilidad de contar con dispositivos que funcionen con el sistema Mac, el nombre del navegador Web “Camino” probablemente les resulte desconocido, aun cuando se disponga de un ordenador diseñado por la propia Apple. Después de más de diez años de trabajo y desarrollo, la información señala que Camino se ha rendido frente a la dura competencia que un rubro liderado por Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer presentan y que en el corto plazo dejará de recibir ningún tipo de actualización en el sistema.

La novedad fue confirmada por uno de los principales desarrolladores que el programa ha tenido a lo largo de su historia, Stuart Morgan, quien en una entrada de blog publicada el pasado jueves sentenció la mala noticia y sugirió a los usuarios de Camino que busquen e instalen “un navegador más moderno”. De la misma manera, Morgan se encargó de brindar una explicación preliminar para semejante decisión, asumiendo la responsabilidad del trabajo realizado por su grupo de investigadores y argumentando que el fracaso del navegador se debió a “la incapacidad del equipo para continuar con el trabajo en este presente, con la Web en constante cambio”.

En sus declaraciones, el desarrollador de Camino no ocultó la triste realidad de que el navegador se ha quedado definitivamente relegado en el acelerado ritmo de actualizaciones y renovaciones que día tras día presenta Internet, además de que el programa ha dejado de recibir actualizaciones de seguridad, por lo que es cada vez más inseguro y menos aconsejable para su empleo. Vale recordar aquí que al momento de su nacimiento, en febrero del año 2002, Camino (originalmente conocido como Quimera), intentó plantearse como una de las más sólidas alternativas al Internet Explorer de Microsoft para los equipos Mac, presentándose con interesantes características en sus primeros tiempos.

Sin embargo, el problema para la continuidad de este crecimiento se generó a partir de la salida del equipo de trabajo de todo un grupo de desarrolladores que años después pasaron a formar parte del diseño y la creación de los grandes motores de navegación que hoy en día conocemos y tal el caso de Dave Hyatt, uno de los co-creadores de Firefox. Algo similar sucedió con Mike Pinkerton, de los primeros miembros del equipo de Camino, quien luego pasó a formar parte de la familia Netscape y más delante de Google, siendo uno de los impulsores fundamentales del Chrome para Mac que hoy conocemos.

De todas formas, aquellas personas que seguían trabajando aún hoy con Camino, no se han mostrado demasiado sorprendidos con la noticia del cese de trabajo en cuanto a la actualización del sistema, cuestión que ya presagiaban a partir de que la última renovación que ha mostrado el software data de marzo del pasado año 2012. En este sentido, Samuel Sidler, otro de los colaboradores del proyecto Camino que hoy desempeña sus labores se encargó de escribir que “Es triste pensar que este navegador que me dio tanto está finalmente siendo sepultado. Pero aquí estamos, más de una década después de su creación, diciendo adiós. Adiós viejo amigo, que descanses en la paz digital.”

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Luciano Villarroel

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios