Aplicaciones móviles, nuevas imprescindibles del marketing online

Aplicaciones móviles, nuevas imprescindibles del marketing online 1


Las aplicaciones móviles llegaron a nuestras vidas para quedarse. El crecimiento progresivo que han ido experimentando en los últimos años parece hoy imparable, como se puede comprobar echando un vistazo a los datos.

El último Infome Ditrendia Mobile en España y en el Mundo 2016 asegura que, en el mundo, el uso de las apps supone ya el 54% del tiempo que el usuario gasta en entornos digitales. Las más utilizadas, por categorías, son las que engloban la personalización, medios y revistas, productividad y estilo de vida y compras.

En España, por otra parte, la navegación a través de las apps supera ya a la móvil, según el informe, y asciende al 89% del tiempo de uso del teléfono inteligente.  Ya en 2015, el mundo móvil contaba con 27,7 millones de usuarios de aplicaciones que, en total, se descargaron 3,8 millones de aplicaciones al día. Una media de 13,2 apps en móviles y 9 en tabletas.

Considerando los datos, parece lógico que las empresas quieran aprovechar el potencial de las apps para intentar captar clientes o fidelizar los que ya tienen, generar “engagement”. El marketing también llega a las aplicaciones, aunque todo debe partir de una buena estrategia. Informes como el mencionado ofrecen datos relevantes que pueden ser aprovechados para, por ejemplo, segmentar. Una cuestión clave.

Las ventajas las apps para un negocio

Los datos ya deberían dar pistas suficientes de la importancia de las apps en el marketing, pero recopilamos también algunas de las ventajas más significativas.

Presencia y disponibilidad permanente

Que los usuarios de smartphone a nivel mundial pasen más del tiempo en aplicaciones móviles cuando acceden al mundo digital es muy significativo. Si se consigue proponer una app atractiva, el cliente siempre la tendrá al alcance de la mano.

Mejora la experiencia del usuario

Es una cuestión de adaptación al medio. Ya hemos visto que en España los usuarios apenas navegan fuera de las apps cuando usan el smartphone, así que hay que proporcionarle una interfaz optimizada y adaptada a sus necesidades y preferencias.

Canal más directo

Muchas empresas se preguntaron hace años por la idoneidad de contar con una página web para acercarse a más online. Hoy la pregunta ni siquiera tiene cabida: si no estás en Internet (véase redes sociales, página web u otras fórmulas) es como si no estuvieras. Las compras por la vía online aumentan progresivamente, y el volumen de negocio era ya de 5.302,6 millones de euros en el tercer trimestre de 2015.

El apartado e-commerce en la página web de una empresa amplia mucho sus posibilidades, pero todavía pueden contar con un canal más directo: la app. Mediante una propia u asociada a otras plataformas ya existentes, aún se abren las opciones de vender.

Positivo para la imagen corporativa

Hoy todas las empresas cuentan con la página web de rigor o un fanpage de Facebook, pero no todas han desarrollado una aplicación móvil. En este sentido, tener una es diferenciarse del resto de empresas de la competencia y hacer llegar al cliente una imagen actual, joven, novedosa y moderna.

Estrategia de app marketing

Aunque no sea tan común que las empresas usen apps, sí es una tendencia que irá a más. No caben las improvisaciones, sino estrategias bien definidas que causen impacto y mantengan la imagen de la empresa.

El primer paso es identificar su público objetivo. El mencionado Informe Ditrendia señala que, en España, el usuario medio de las apps es hombre (un 51%), tiene entre 25 y 34 años (35%) y es de Madrid, Barcelona o Granada. Desde este punto de vista, no tiene mucho sentido dirigir una campaña a una señora de 60 años que viven en un entorno rural en Extremadura, por ejemplo. Estos informes generales son un buen punto de partida, aunque conviene que la empresa haga sus propios estudios.

La aplicación puede tener diferentes enfoques, por ejemplo, el branding (hacer un construir marca). La app se deberá “mover” por diferentes canales para invitar a los clientes y potenciales clientes a su descarga y uso. Siempre se pueden aprovechar los canales propios, como la web, los perfiles en redes sociales o el establecimiento.

Los medios de comunicación tradicionales, como radio, prensa y televisión, siguen teniendo un potencial nada desdeñable cuando se trata del lanzamiento de un nuevo producto o servicio, también de una app. Una campaña que podría convivir con los anuncios en diversos formatos en los blogs especializados del sector.

Los llamados influencers y/o personalidades más o menos conocidas pueden ser buen “soporte”. Al ser referentes, resultan convincentes y sus acciones pueden inspirar a otros a hacer lo mismo, esto es, descargar la app. Todas las empresas no tienen acceso a las it-girl del momento o a los youtubers más famosos, pero posiblemente sí lo tengan a una persona conocida en el ámbito local, como un periodista.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios