Microsoft vuelve a la carga

microhoo.jpg

A quienes daban por zanjado el contencioso Microsoft VS Yahoo les queda otro trago por aceptar. ¿Alguien pensaba que cuando uno de los grandes se juega el tipo y el poderío se iba a echar atrás con una palmadita de buena voluntad? Sin embargo, el comunicado publicado por Microsoft a día de ayer es escueto y redundante. Parece que la primera piedra ya esta en juego, las demás volarán bajo los correos de los directivos.

¿Queremos Yahoo? Pues ciertamente sí, pero nuestra oferta sigue siendo buena. Si pensamos tímidamente diríamos, ¿Pero no te acaban de decir que no y repites con lo mismo?. Que hermoso es el lenguaje, la semántica y su facilidad para evocar lo que no se dice. Porque las palabras de desconsuelo de Microsoft ante la evidenciada negativa incluyen un “movimiento adelante” para estrechar vínculos y finalmente poder llegar a un acuerdo. Es decir, que sin decir nada aclaran dos cosas, que el valor accionarial está bien medido, y estoy de acuerdo, que el intercambio por efectivo es una gran oferta, sin duda. Si por el contrario queremos acciones de Redmond, nos las cambian por dos de Ariel. Entonces, ¿cual es ese paso adelante del que habla la gran M? Eso amigos míos, es negociación a puerta cerrada.

Me da a mi que esto tiene pinta de que al final si habrá compra, quizá hemos caído en el engaño de pensar que la oferta pública no estaba refrendada en privado, estimando al gato mas “suave” de lo que es. Nada mejor que una oferta publica de cierto nivel para alejar a otros inversores, de menor poder adquisitivo. Al tiempo, el ponerlo sobre la mesa “informativa” les da margen de negociación para aceptar la propuesta de cara al público limpiamente, dando por hecho que no lo habían acordado de antemano, sino en una gran campaña abierta. ¿Seré muy mal pensado? ¿Serán tan simples los economistas de Microsoft? ¿Realmente es tan mala la oferta para los accionistas de Yahoo?. No se pierdan el próximo capítulo, mañana mas…

Vía: Techcrunch

Compartir en Google Plus

Acerca de Manuel Rodríguez

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios