Cómo conservar tus recuerdos digitalizándolos


Si tienes más de 20 años seguro que tus recuerdos de infancia o juventud están grabados en cintas de video o incluso en Super 8. Actualmente, salvo que digitalices todo, son recuerdos inservibles, que están cogiendo polvo en cualquier cajón. En el mejor de los casos, si aún dispones de un video reproductor de VHS puedes ver alguna película, pero con la intranquilidad de que en cualquier momento deje de funcionar.

En la década de los 70, 80 y 90, todos los soportes multimedia eran analógicos, esto quiere decir que los datos se almacenaban usando técnicas no informáticas y por lo tanto eran susceptibles de terminar perdiendo la información que almacenaban.

Una cinta de vídeo es una cinta de plástico con una emulsión magnética que, con el paso del tiempo y sobretodo, cómo se haya conservado, acaba por deteriorarse  hasta que pierde la información grabada. Se estima que la vida útil de una cinta de vídeo es de unos 15 años. Cuanto más se usaba, más se deterioraba, tanto por su construcción, por los cabezales de los reproductores. Por lo tanto, si queremos mantener nuestos recuerdos a salvo lo mejor es pasar nuestros vhs a dvd o archivo de video. De esta manera podremos conservarlas para siempre sin que se deterioren bien por su uso, o bien por grabarlo en distintos dispositivos como pasaba hace unos años.

Si además de cintas de vídeo también tenemos películas de super 8 es incluso más difícil que podamos ni siquera intentar verlas. Olvídate de soluciones de andar por casa como proyecciones en la pared y grabaciones caseras, donde se pierde la calidad de la película, lo mejor es hacerlo de manera profesional con empresas que se dedican a digitalizar super 8 a dvd o archivo de video. Además actualmente las tarifas son muy asequibles y el resultado es excepcional. Merece la pena confiar nuestros recuerdos a profesionales del sector y poder ver estas grabaciones una y otra vez sin miedo a su deterioro.

Los amantes de lo vintage o los más nostálgicos siguen prefiriendo usar sus antiguos aparatos para ver películas o escuchar discos y no les falta razón cuando destacan la calidad analogica, pero la comodidad y las distintas calidades de los formatos actuales los hace imprescindibles en nuestros días.

Acerca de Juanma
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios