La adaptación de la publicidad a los medios digitales


Internet y las nuevas tecnologías han supuesto una revolución para la publicidad en la actualidad. El panorama publicitario está cambiando y la expansión de la publicidad se está desplazando a la red de redes, cuyo volumen de inversión se sitúa en los 515,2 millones de euros. Internet se posiciona como el medio del futuro para las empresas, especialmente por los nuevos hábitos de consumo. Además, los anuncios publicitarios son mucho más baratos en la red que en los medios tradicionales como la televisión o los periódicos. De esta forma, las empresas invierten entre el 25% y el 30% de sus partidas publicitarias en los medios digitales, entre los que también destacan las redes sociales.

Las empresas han cambiado su forma de comunicarse con las personas. Hasta hace pocos años, el anunciante, la agencia de publicidad y los medios de comunicación eran los únicos actores que participaban en el proceso publicitario, mientras que el destinatario sólo tenía un papel de receptor pasivo. Sin embargo, la irrupción de los medios digitales ha provocado la aparición de un nuevo tipo de consumidor. Un cliente activo que muestra su opinión sobre las empresas, productos y servicios a través de internet, por lo que las compañías han tenido que cambiar su forma tradicional de hacer publicidad para adaptar sus mensajes a las necesidades de sus clientes. Más allá de vender productos o servicios, la publicidad en los medios digitales es fundamental para reforzar la relación con los clientes y aumentar la visibilidad de la marca en los buscadores y redes sociales.

La publicidad online nació como una necesidad para adaptarse a los nuevos hábitos de consumo con la irrupción de internet y las nuevas tecnologías. Una estrategia digital que se basa en cuatro pilares básicos: la construcción de la marca, la generación de tráfico hacia la página web de la empresa, la interacción social para fidelizar a los clientes y el acercamiento de la marca hacia los consumidores. Estos cuatro pilares, que se pueden desarrollar con distintas técnicas como el email marketing o las redes sociales, proporcionan numerosas ventajas competitivas a las empresas en el mundo digital para diferenciarse del resto de la competencia. De esta forma, la inversión en publicidad y marketing digital es una tarea imprescindible para cualquier negocio que quiera tener éxito en la era digital.

A diferencia de los medios tradicionales, las nuevas tecnologías han permitido a las empresas recopilar información de sus clientes. Unos datos que son muy útiles para realizar una correcta segmentación en las campañas de marketing digital, por lo que se pueden enviar mensajes exclusivamente al público que está interesado en determinados productos o servicios del negocio. Mensajes publicitarios que llegan a todos los rincones del mundo con un coste muy bajo, poniendo todos los productos y servicios al alcance de millones de personas. Además, esta publicidad permite a los consumidores interactuar con las marcas, de manera que se genera una relación de confianza que es uno de los aspectos claves del mundo digital. Todo ello con la posibilidad de medir y analizar todas las campañas de marketing digital.

Acerca de Juanma

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios