¿Qué es blockchain?


Internet ha cambiado el mundo de arriba abajo. Desde que entró en escena, la red global ha supuesto una revolución a todos los niveles: social, económico, político, informativo etc. Estamos acostumbrados a ser dirigidos por gobiernos centrales únicos que, a lo largo de los siglos, han concentrado el poder en una única persona o, como en el caso de las democracias actuales, en un reducido grupo de personas –los políticos, representantes legales de la soberanía del pueblo-. Sin embargo, el desarrollo de internet está posibilitando que se produzca una verdadera democratización de los procesos gracias a tecnologías como blockchain.

Blockchain echó a andar el 3 de enero de 2009 para servir de soporte al bitcoin, la primera de las criptomonedas que, en poco tiempo, inundaron la red y que supusieron toda una revolución. Las criptomonedas, como la propia bitcoin, Ethereum o ripple XRP son monedas digitales que nacieron con la intención de no depender de ninguna entidad bancaria y que pretendían que sus transacciones pudieran hacerse de forma segura e incorruptible.

Qué es blockchain

Blockchain es un sistema de registro, una base de datos descentralizada que se encarga de recibir la información, validarla y, finalmente, registrarla de manera inalterable, incorruptible y transparente. El concepto “descentralizada” hace referencia a que no existe un ordenador o registro predominante, sino que se trata de una red interconectada de potentes equipos computacionales, llamados nodos, que comparten todos por igual, mediante el protocolo P2P, la estructura de las cadenas de bloques y el contenido de cada uno de esos bloques, de manera que todos los nodos que forman la red tienen toda la información sin diferencias entre unos y otros y sin intermediarios. Podemos decir que todos los nodos poseen el libro de registro con todos los movimientos y transacciones.

Cada bloque recibe un etiquetado, lo que se llama hash, que es único e inalterable y depende de la información que contenga cada bloque. Si alguien decidiese modificar la información contenida en un bloque, el hash, su referencia, tendría que cambiarse obligatoriamente, por lo que la cadena de bloques cambiaría y se rompería, a menos que todos los nodos aprobasen el cambio en el bloque. Por eso, si alguien pretende cambiar un bloque sin consenso, en busca por ejemplo de su propio beneficio, esta acción llamará la atención del resto de nodos que vigilan, supervisan, corroboran y salvaguardan el contenido de cada bloque y, por tanto, será rechazada. Es por eso que no se puede hackear el sistema, porque los bloques y las cadenas no están centralizados ni dependen de un único ordenador, sino que son millones de equipos los que deben validar los cambios y los nuevos bloques.

Blockchaincadena de bloques– recibe su nombre por su estructura; cada bloque contiene una determinada información, que, a su vez, está relacionado y encaja con el bloque de información anterior, y ese a su vez está relacionado también con el siguiente bloque de información de modo que se crea una cadena entre los distintos bloques.

Para qué sirve blockchain

La tecnología blockchain tiene un potencial enorme y puede utilizarse para las siguientes funciones:

  • Transacciones económicas, especialmente de criptomonedas.
  • Gestión de identidades digitales.
  • Registro de contratos.
  • Registro de propiedades.
  • Registro de derechos de autor.
  • Muchas otras funciones que irán desarrollándose en los próximos años.

Como vemos, blockchain va a ser de mucha utilidad para procesos muy diferentes y no solo para gestionar las criptomonedas para las que esta tecnología se creó en origen. Como explican aquí los procesos registrados con tecnología blockchain también representan una evidencia en casos donde haya que aplicar la legalidad para resolver conflictos.

Acerca de Juanma
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios